Ya casi listos - ¡Cómo lo hice!

Miro a mi alrededor cada noche y veo la casa decorada e iluminada. Todo está prácticamente listo para las fiestas. Sin embargo, aún siento que hace falta algo. Tal vez las cortinas rojas o el calor de la luz de las velas. Quizás algunos cojines navideños o no lo sé, no estoy segura.

Debo terminar el reporte de Innovadores y luego, seré libre para darle a cada sitio su toque especial. Pero ya que tengo estas fotos que Dave tomó de las decoraciones, aprovecho y se las comparto. 

A la derecha al entrar, nos recibe el arbolito. Este año no tiene ningún estilo definido. Pero me encanta, porque cada vez tengo más adornos que no parecen pertenecer a un set y se siente como si los hubiera coleccionado por años. Lo colocamos sobre una maleta antigua que cubirmos con un cubre pie navideño. 

Esta familia de nieve la hizo Dave este año, nos representa a él, a mi y a Eva. La colocó sobre el televisor. 
El arbolito de madera con esferas en su interior también es nuevo. Lo vimos en una vitrina y Dave lo hizo en casa. Las esferas estaban en oferta en una tienda. Fueron elaboradas con diferentes fibras, perfectas, porque hubo que forzarlas un poco para acomodarlas dentro del árbol y no se rompieron. A un lado montamos de nuevo la villa navideña sobre el estante para plantas. Intentaré tomarle otras fotos para que vean los detalles.

Vi una corona similar en Pinterest e hice la mía a mi estilo. Me encanta porque parece que estuvo afuera de la casa en una noche fría y se cubrió con escarcha. Ya le pusimos luces así que las verán en la próxima foto.


El pasa platos ya lo habían visto. Asi se ve desde la sala. ¡La cocina, la cocina! Ese espacio aún necesita de intervención. 


Junto al dormitorio de Eva esta este mueble que Dave elaboró, partiendo del marco de una estatería de mimbre que le compramos al chatarrero y que estaba toda quemada. Desde que lo tenemos, lo decoramos para poner allí al Niño Dios de Eva, con ángeles e iglesias. En el estante inferior, hay dos casitas, un trineo y un muñeco de nieve.


Sobre el escritorio de Eva están estos estantes en los que ponemos fotos durante el año y ahora es el hogar de los muñecos navideños. Dave les colocó lucitas y guirnaldas rojas brillantes.


Esta es mi consentida, mi jaula (también salvada de la chatarra).  Dentro tiene una iglesia alta y delgada, dos pequeñas de porcelana y un arbolito, como si fuera una ciudad mágica suspendida en el aire. Y de ella cuelgan copos de nieves blancos y trasparentes, así como un ángel. Alrededor de la ventana con el bolcán, luces y guirnaldas. 


Finalmente, el parque en Navidad, bajo la lluvia de copos de nieve suspedidos de la jaula. La casa de la izquierda y la iglesia al centro son nuevas, Dave las hizo este año y quedaron preciosas. El parque tiene un carrusel, un santa en un trinero para tomarse fotos un nacimiento a un lado de la iglesia y una tienda de regalos.  

Así quedaron los diferentes espacios, pero como escribí al principo, aún siento que falta algo, esos detalles que me hacen sentir que la casa está lista. 

Por el momento, la dejaré así. Regreso al reporte que ya me queda poco para terminarlo. ¡Hasta pronto!




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Mejorando los espacios y sus usos - ¡Cómo lo hice! parte 1

En el taller: Mejorando los espacio y su uso - ¡Cómo lo hice! Parte final

Aferrados a la esperanza