¡Estoy de vuelta con algunas historias!

Admiro mucho a quienes se dedican a bloguear con regularidad.  No es que no tenga nada que contarles, como lo he dicho antes sí que tengo y mucho, pero no logro la inspiración o el tiempo. Tampoco es que tenga tanto que hacer, no en este preciso momento, pero sí estuve algo ocupada. Doris, mi amiga y colega, y yo, tuvimos que atender varios conference call que pusieron a prueba nuestro inglés. También preparamos algunas propuestas de servicios de relaciones públicas de las cuales esperamos aún respuesta de una.

En casa, pues lo de siempre, limpiar, cocinar, hacer cosas de casa.  Dave también ha estado ocupado con sus fachadas y con una casita navideña "fuera de temporada" pero que tenía muchas ganas de hacer. Antes del 14 de febrero, terminé las cajitas que me pidieron mis primas, otra de piano y otra de corazón. Hice seis cajas en total y vendí 5. Aun tengo la cajita Love disponible para alguna enamorada por allí: Haz clic aquí para ver el video de la cajita Love.



Deje algunos temas en el tientero, lo sé, y ya no volví a escribir de ellos.  Por ejemplo, la decoración de la sala. Actualizar las fundas de los cojines para completar el "look", con los colores de la foto que les compartí, se volvió un trabajo cuesta arriba.



Cada vez me cuesta más coser a mano y no había otra forma de ponerles la pasamanería. La sala se quedó en color fresa, con toques de dorado, negro y dos tonos de verde. Lo llamo "un estilo de transición" ¡El verano está por entrar y la decoración por cambiar!

Creo que lo que más me ha afectado en estos días y me hace sentir cansada desde las 6 de la tarde es tener que madrugar. Desde que Eva dejó el trabajo anterior al final del ciclo escolar en octubre, ibámos despertando a las 6:30 de la mañana de forma natural. Si queríamos nos levantábamos a esa hora, si no, hasa la 7 de la mañana, Dave, yo a las 7:30. El 13 de febrero ella empezó sus prácticas y tenemos el horario normal de todo el mundo que trabaja. A las 4:30 el gato me pide que se le abra la puerta, a las 5 suena el despertador de Dave y él se levanta. Yo espero que suene la alarma de mi cel a las 5:30 y para arriba.  Entre el gato y las alarmas, pierdo tres preciadas hora de sueño cada mañana. ¡Ya me acostumbraré!

¿En qué estoy ahora? Ya estoy planificando los productos que voy a ofrecer para agazar a mamá en su día, el próximo 10 de mayo. Estoy en la etapa de presupuestar materiales y de hacer modelos, como el de la foto. Esta es una cajita para fotos especial dedicada a mamá. A diferencia de las que hice para San Valetín es que, ustedes pueden enviarme sus fotografías con su mamá y yo la imprimiré para ustedes y haré  los portafotos de acuerdo a las cinco fotos que me envíen.  En mi FB publicaré más detalles cuando tenga otros modelos.

La imagen puede contener: interior

Ademá, el 1 de marzo empiego a trabajar con mi amiga Doris tres veces por semana desde su oficina, Voy a caminar hasta allí todas las mañana, para hacer ejercicio y también de vuelta a casa al medio día (siempre y cuando no me tenga que ir toda emperifollada para una reunión). Siempre puedo irme en tenis y llevar los zapatos de trabajo en una bolsa. No voy a correr, solo caminar a buen paso. Ya necesito salir de casa de forma regular a hacer algo diferente.

Espero poder publicar una o dos veces la próxima semana, pues voy a trabajar el fin de semana en otro encargo de Anayansi, un joyero para obsequiar. Por hoy me despido. Pasen un excelente fin de semana.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Mejorando los espacios y sus usos - ¡Cómo lo hice! parte 1

En el taller: Mejorando los espacio y su uso - ¡Cómo lo hice! Parte final

Aferrados a la esperanza