Domingo de barbacoa

Quiero hacer un paréntesis (ya sé, hace uuuuuuuuuuuuh que no escribo y al principio dije que sería a diario a las 6:00 p.m. y luego tres veces por semana. La buena noticia, es que he estado trabajando mucho con mi amiga Doris en su empresa de relaciones públicas. Allí vamos, gota a gota, pero haciendo nombre con su nuevo proyecto, Consultores Asociados, que ella se empeña en hacerlo sentir nuestro. Aprecio tanto cuando dice "mi compañera" consultora, porque me  hace sentir que vamos hombro con hombro, aunque yo sé que ella tiene mucha más responsabilidad que yo).

Finalizado el paréntisis, hoy ocurrió algo que fue el pretexto perfecto para una entrada: estrenamos nuestro nuevo asador.  Como no me pagan para hacer publicidad a nadie, les diré que lo adquirimos en una tienda de 2a mano pero en perfecto estado. Luego, al armarlo, nos dimos cuenta porque había sido descartado por su primer propietario o por que terminó en la pila de descuentos de una tienda en USA. La pequeña parrilla que sostiene los alimentos que ya están listos para mantenerlos caliente dentro, no encaja bien. Cuando cerrabamos la tapa, se salía de su sitio. Ya le dimos vuelta al asunto y siempre se caerá, así que lo único que hay que hacer es abrir con cuidado la tapa.

En fin, hoy estrenamos el asador. Para mi sentido del ahorro de recursos, pusimos mucho carbón que luego se consumio sin ningún oficio. La próxima vez tendré más alimentos para asar.  Pero el pollo de hoy quedó muy sabroso, por lo menos así lo dijeron Dave y Eva.  Preparé las pechugas con sazón completa y salsa inglesa. Lo deje una hora más o menos, en lo que se concinaban las papas y ardía bien el carbón.

Fue un medio día agradable y la tarde terminó con un chubasco de verano. Tengo otras cosas que contarles pronto: hay una tienda grande de todo para el hogar y acaban de cambiar el show room de productos. Me ha dado muchas ideas para cambiar la deco de la sala y el comedor y empezaré la próxima semana,

Les dejo unas fotos del día del asado, tomadas por Dave..


Nuestro asador nuevo y al fondo, nuestra hamaca nueva. Los dos una oferta fuera de temporada. Antes de Semana Santa estas cosas salen caras. Por eso hay que comprarlas después.


Dave colocó el carbón y encendió el fuego. ¡Bien hecho!


Cuando estuvo listo el fuego, coloqué el pollo y Dave sacó la foto oficial.


Ven a esa chica al fondo, mija disfrutando de la nueva amaca

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Mejorando los espacios y sus usos - ¡Cómo lo hice! parte 1

En el taller: Mejorando los espacio y su uso - ¡Cómo lo hice! Parte final

Aferrados a la esperanza